"La sangre dorada revitaliza la armadura destruida. ¡Arde, cosmos del corazón! ¡Meteoros de Pegaso!"